Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 10 VERSOS 1 AL 27

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 10 VERSOS 1 AL 27
10 Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó
sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido
2 Jehová por príncipe sobre su pueblo Israel? Hoy, después que
te hayas apartado de mí, hallarás dos hombres junto al sepulcro
de Raquel, en el territorio de Benjamín, en Selsa, los cuales
te dirán: Las asnas que habías ido a buscar se han hallado; tu
padre ha dejado ya de inquietarse por las asnas, y está afli-
3 gido por vosotros, diciendo: ¿Qué haré acerca de mi h¼o? Y
luego que de allí sigas más adelante, y llegues a la encina de
Tabor, te saldrán al encuentro tres hombres que suben a Dios
en Bet-el, llevando uno tres cabritos, otro tres tortas de pan,
4 y el tercero una vas¼a de vino; los cuales, luego que te hayan
saludado, te darán dos panes, los que tomarás de mano de
5 ellos. Después de esto llegarás al collado de Dios donde está
la guarnición de los filisteos; y cuando entres allá en la ciudad
encontrarás una c…

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 9 VERSOS 1 AL 27

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 9 VERSOS 1 AL 27
9 Había un varón de Benjamín, hombre valeroso, el cual se
llamaba Cis, hijo de Abiel, hijo de Zeror, hijo de Becorat, hijo
2 de Afía, hijo de un benjamita. Y tenía él un hijo que se llamaba
Saúl, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había
otro más hermoso que él; de hombros arriba sobrepasaba a
3 cualquiera del pueblo. Y se habían perdido las asnas de Cis,
padre de Saúl; por lo que dijo Cis a Saúl su hijo: Toma ahora
contigo alguno de los criados, y levántate, y ve a buscar las
4 asnas. Y él pasó el monte de Efraín, y de allí a la tierra de
Salisa, y no las hallaron. Pasaron luego por la tierra de Saalim,
y tampoco. Después pasaron por la tierra de Benjamín, y no
5 las encontraron. Cuando vinieron a la tierra de Zuf, Saúl dijo
a su criado que tenía consigo: Ven, volvámonos; porque quizá
mi padre, abandonada la preocupación por las asnas, estará
6 acongojado por nosotros. Él le respondió: He aquí ahora hay
en esta ciudad un var…

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 8 VERSOS 1 AL 22

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 8 VERSOS 1 AL 22
Aconteció que habiendo Samuel envejecido, puso a sus hijos 8
por jueces sobre Israel. Y el nombre de su hijo primogénito 2
fue Joel, y el nombre del segundo, Abías; y eran jueces en
Beerseba. Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su 3
padre, antes se volvieron tras la avaricia, dejándose sobornar
y pervirtiendo el derecho. Entonces todos los ancianos de Is- 4
rael se juntaron, y vinieron a Ramá para ver a Samuel, y le 5
dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en
tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos
juzgue, como tienen todas las naciones. Pero no agradó a Sa- 6
muel esta palabra que dijeron: Danos un rey que nos juzgue. Y
Samuel oró a Jehová. Y dijo Jehová a Samuel: Oye la voz del 7
pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a
ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos.
Conforme a todas las obras que han hecho desde el día que 8
los saqué de Egipto hasta…