Entradas

PRIMER LIBRO DE SAMUEL - CAPITULO 26 VERSOS 1 AL 26

PRIMER LIBRO DE SAMUEL - CAPITULO 26 VERSOS 1 AL 26

Vinieron los zifeos a Saúl en Gabaa, diciendo: ¿No está Da- 26
vid escondido en el collado de Haquila, al oriente del desierto?
Saúl entonces se levantó y descendió al desierto de Zif, llevan- 2
do consigo tres mil hombres escogidos de Israel, para buscar
a David en el desierto de Zif. Y acampó Saúl en el collado 3
de Haquila, que está al oriente del desierto, junto al camino.
Y estaba David en el desierto, y entendió que Saúl le seguía
en el desierto. David, por tanto, envió espías, y supo con cer- 4
teza que Saúl había venido. Y se levantó David, y vino al 5
sitio donde Saúl había acampado; y miró David el lugar donde
dormían Saúl y Abner hijo de Ner, general de su ejército. Y
estaba Saúl durmiendo en el campamento, y el pueblo estaba
acampado en derredor de él. Entonces David dijo a Ahime- 6
lec heteo y a Abisai hijo de Sarvia, hermano de Joab: ¿Quién
descenderá conmigo a Saúl en el campamento? Y dijo Abisai:
Yo descenderé contig…

Proverbios - Capitulo 1

Imagen

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 25 VERSOS 1 AL 44

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 25 VERSOS 1 AL 44

25 Murió Samuel, y se juntó todo Israel, y lo lloraron, y lo
sepultaron en su casa en Ramá. Y se levantó David y se fue al
2 desierto de Parán. Y en Maón había un hombre que tenía su
hacienda en Carmel, el cual era muy rico, y tenía tres mil ovejas
y mil cabras. Y aconteció que estaba esquilando sus ovejas
3 en Carmel. Y aquel varón se llamaba Nabal, y su mujer, Abigail.
Era aquella mujer de buen entendimiento y de hermosa
apariencia, pero el hombre era duro y de malas obras; y era del
4 linaje de Caleb. Y oyó David en el desierto que Nabal esqui-
5 laba sus ovejas. Entonces envió David diez jóvenes y les dijo:
6 Subid a Carmel e id a Nabal, y saludadle en mi nombre, y
decidle así: Sea paz a ti, y paz a tu familia, y paz a todo cuanto
7 tienes. He sabido que tienes esquiladores. Ahora, tus pastores
han estado con nosotros; no les tratamos mal, ni les faltó na-
8 da en todo el tiempo que han estado en Carmel. Pregunta a
tus criados, y …

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 24 VERSOS 1 AL 22

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 24 VERSOS 1 AL 22
Cuando Saúl volvió de perseguir a los filisteos, le dieron 24
aviso, diciendo: He aquí David está en el desierto de En-gadi.
Y tomando Saúl tres mil hombres escogidos de todo Israel, fue 2
en busca de David y de sus hombres, por las cumbres de los
peñascos de las cabras monteses. Y cuando llegó a un redil 3
de ovejas en el camino, donde había una cueva, entró Saúl
en ella para cubrir sus pies; y David y sus hombres estaban
sentados en los rincones de la cueva. Entonces los hombres de 4
David le dijeron: He aquí el día de que te dijo Jehová: He aquí
que entrego a tu enemigo en tu mano, y harás con él como te
pareciere. Y se levantó David, y calladamente cortó la orilla del
manto de Saúl. Después de esto se turbó el corazón de David, 5
porque había cortado la orilla del manto de Saúl. Y dijo a sus 6
hombres: Jehová me guarde de hacer tal cosa contra mi señor,
el ungido de Jehová, que yo extienda mi mano contra él; porque
es el ungido de…

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 23 VERSOS 1 AL 29

PRIMER LIBRO  DE SAMUEL CAPITULO 23 VERSOS 1 AL 29

Dieron aviso a David, diciendo: He aquí que los filisteos 23
combaten a Keila, y roban las eras. Y David consultó a Jeho- 2
vá, diciendo: ¿Iré a atacar a estos filisteos? Y Jehová respondió
a David: Ve, ataca a los filisteos, y libra a Keila. Pero los que 3
estaban con David le dijeron: He aquí que nosotros aquí en Judá
estamos con miedo; ¿cuánto más si fuéremos a Keila contra
el ejército de los filisteos? Entonces David volvió a consultar 4
a Jehová. Y Jehová le respondió y dijo: Levántate, desciende
a Keila, pues yo entregaré en tus manos a los filisteos. Fue, 5
pues, David con sus hombres a Keila, y peleó contra los filisteos,
se llevó sus ganados, y les causó una gran derrota; y libró
David a los de Keila. Y aconteció que cuando Abiatar hijo 6
de Ahimelec huyó siguiendo a David a Keila, descendió con el
efod en su mano. Y fue dado aviso a Saúl que David había 7
venido a Keila. Entonces dijo Saúl: Dios lo ha entregado en mi
mano, …

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 22 VERSOS 1 AL 23

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 22 VERSOS 1 AL 23

Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y 22
cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron,
vinieron allí a él. Y se juntaron con él todos los afligidos, y 2
todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en
amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo
como cuatrocientos hombres. Y se fue David de allí a Mizpa 3
de Moab, y dijo al rey de Moab: Yo te ruego que mi padre

22. 4–17 I Samuel 444
y mi madre estén con vosotros, hasta que sepa lo que Dios
4 hará de mí. Los trajo, pues, a la presencia del rey de Moab, y
habitaron con él todo el tiempo que David estuvo en el lugar
5 fuerte. Pero el profeta Gad dijo a David: No te estés en este
lugar fuerte; anda y vete a tierra de Judá. Y David se fue, y
6 vino al bosque de Haret. Oyó Saúl que se sabía de David y
de los que estaban con él. Y Saúl estaba sentado en Gabaa,
debajo de un tamarisco sobre un alto; y tenía su lanza en su
7 mano…