Canal de José Arcesio en Dailymotion y YouTube

Números Capitulo 7 Versos 49 al 89

Números Capitulo 7 Versos  49 al 89
Y su ofrenda 49
fue un plato de plata de ciento treinta siclos de peso, y un
jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos
llenos de flor de harina amasada con aceite para ofrenda; una 50
cuchara de oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, 51
un carnero, un cordero de un año para holocausto; un macho 52
cabrío para expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cin- 53
co carneros, cinco machos cabríos y cinco corderos de un año.
Ésta fue la ofrenda de Elisama hijo de Amiud. El octavo día, 54
el príncipe de los hijos de Manasés, Gamaliel hijo de Pedasur.
Y su ofrenda fue un plato de plata de ciento treinta siclos de 55
peso, y un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del santuario,
ambos llenos de flor de harina amasada con aceite para
ofrenda; una cuchara de oro de diez siclos, llena de incienso; 56
un becerro, un carnero, un cordero de un año para holocausto; 57
un macho cabrío para expiación; y para ofrenda de paz, dos 58, 59
bueyes, cinco carneros, cinco machos cabríos y cinco corderos
de un año. Ésta fue la ofrenda de Gamaliel hijo de Pedasur.
El noveno día, el príncipe de los hijos de Benjamín, Abidán 60
h¼o de Gedeoni. Y su ofrenda fue un plato de plata de ciento 61
treinta siclos de peso, y un jarro de plata de setenta siclos, al
siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con
7. 62–85 Números 212
62 aceite para ofrenda; una cuchara de oro de diez siclos, llena de
63 incienso; un becerro, un carnero, un cordero de un año para
64, 65 holocausto; un macho cabrío para expiación; y para ofrenda
de paz, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos cabríos y
cinco corderos de un año. Ésta fue la ofrenda de Abidán h¼o
66 de Gedeoni. El décimo día, el príncipe de los hijos de Dan,
67 Ahiezer hijo de Amisadai. Y su ofrenda fue un plato de plata
de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de plata de setenta
siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina
68 amasada con aceite para ofrenda; una cuchara de oro de diez
69 siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero, un cordero
70 de un año para holocausto; un macho cabrío para expiación;
71 y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos
cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la ofrenda de
72 Ahiezer hijo de Amisadai. El undécimo día, el príncipe de los
73 hijos de Aser, Pagiel hijo de Ocrán. Y su ofrenda fue un plato
de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de plata
de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de flor
74 de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara de
75 oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero,
76 un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para
77 expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros,
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
78 ofrenda de Pagiel hijo de Ocrán. El duodécimo día, el prínci-
79 pe de los hijos de Neftalí, Ahira hijo de Enán. Su ofrenda fue
un plato de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de
plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de
80 flor de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara
81 de oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero,
82 un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para
83 expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros,
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
84 ofrenda de Ahira hijo de Enán. Ésta fue la ofrenda que los
príncipes de Israel ofrecieron para la dedicación del altar, el
día en que fue ungido: doce platos de plata, doce jarros de
85 plata, doce cucharas de oro. Cada plato de ciento treinta siclos,
y cada jarro de setenta; toda la plata de la vajilla, dos
213 Números 7. 86–8. 14
mil cuatrocientos siclos, al siclo del santuario. Las doce cu- 86
charas de oro llenas de incienso, de diez siclos cada cuchara,
al siclo del santuario; todo el oro de las cucharas, ciento veinte
siclos. Todos los bueyes para holocausto, doce becerros; doce 87
los carneros, doce los corderos de un año, con su ofrenda, y doce
los machos cabríos para expiación. Y todos los bueyes de 88
la ofrenda de paz, veinticuatro novillos, sesenta los carneros,
sesenta los machos cabríos, y sesenta los corderos de un año.
Ésta fue la ofrenda para la dedicación del altar, después que
fue ungido. Y cuando entraba Moisés en el tabernáculo de 89
reunión, para hablar con Dios, oía la voz que le hablaba de encima
del propiciatorio que estaba sobre el arca del testimonio,
de entre los dos querubines; y hablaba con él.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capitulo 7 Versos 1 al 48

Números Capitulo 7 Versos 1 al 48
Aconteció que cuando Moisés hubo acabado de levantar el 7
tabernáculo, y lo hubo ungido y santificado, con todos sus
utensilios, y asimismo ungido y santificado el altar y todos sus
utensilios, entonces los príncipes de Israel, los jefes de las ca- 2
sas de sus padres, los cuales eran los príncipes de las tribus, que
estaban sobre los contados, ofrecieron; y trajeron sus ofrendas 3
delante de Jehová, seis carros cubiertos y doce bueyes; por cada
dos príncipes un carro, y cada uno un buey, y los ofrecieron
delante del tabernáculo. Y Jehová habló a Moisés, diciendo: 4
Tómalos de ellos, y serán para el servicio del tabernáculo de 5
reunión; y los darás a los levitas, a cada uno conforme a su
ministerio. Entonces Moisés recibió los carros y los bueyes, y 6
los dio a los levitas. Dos carros y cuatro bueyes dio a los hijos 7
de Gersón, conforme a su ministerio, y a los hijos de Merari 8
dio cuatro carros y ocho bueyes, conforme a su ministerio bajo
la mano de Itamar hijo del sacerdote Aarón. Pero a los hijos 9
de Coat no les dio, porque llevaban sobre sí en los hombros el
servicio del santuario. Y los príncipes trajeron ofrendas para 10
la dedicación del altar el día en que fue ungido, ofreciendo los
príncipes su ofrenda delante del altar. Y Jehová dijo a Moisés: 11
Ofrecerán su ofrenda, un príncipe un día, y otro príncipe otro
día, para la dedicación del altar. Y el que ofreció su ofrenda 12
el primer día fue Naasón hijo de Aminadab, de la tribu de
Judá. Su ofrenda fue un plato de plata de ciento treinta si- 13
clos de peso, y un jarro de plata de setenta siclos, al siclo del
7. 14–37 Números 210
santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con acei-
14 te para ofrenda; una cuchara de oro de diez siclos, llena de
15 incienso; un becerro, un carnero, un cordero de un año para
16, 17 holocausto; un macho cabrío para expiación; y para ofrenda
de paz, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos cabríos y
cinco corderos de un año. Ésta fue la ofrenda de Naasón hijo
18 de Aminadab. El segundo día ofreció Natanael hijo de Zuar,
19 príncipe de Isacar. Ofreció como su ofrenda un plato de plata
de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de plata de setenta
siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina
20 amasada con aceite para ofrenda; una cuchara de oro de diez
21 siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero, un cordero
22 de un año para holocausto; un macho cabrío para expiación;
23 y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos
cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la ofrenda
24 de Natanael hijo de Zuar. El tercer día, Eliab hijo de Helón,
25 príncipe de los hijos de Zabulón. Y su ofrenda fue un plato
de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de plata
de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de flor
26 de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara de
27 oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero,
28 un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para
29 expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros,
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
30 ofrenda de Eliab hijo de Helón. El cuarto día, Elisur hijo de
31 Sedeur, príncipe de los hijos de Rubén. Y su ofrenda fue un
plato de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de
plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de
32 flor de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara
33 de oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero,
34 un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para
35 expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros,
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
36 ofrenda de Elisur hijo de Sedeur. El quinto día, Selumiel hijo
37 de Zurisadai, príncipe de los hijos de Simeón. Y su ofrenda fue
un plato de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de
plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de
211 Números 7. 38–61
flor de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara 38
de oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero, 39
un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para 40
expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros, 41
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
ofrenda de Selumiel hijo de Zurisadai. El sexto día, Eliasaf 42
h¼o de Deuel, príncipe de los hijos de Gad. Y su ofrenda fue 43
un plato de plata de ciento treinta siclos de peso, y un jarro de
plata de setenta siclos, al siclo del santuario, ambos llenos de
flor de harina amasada con aceite para ofrenda; una cuchara 44
de oro de diez siclos, llena de incienso; un becerro, un carnero, 45
un cordero de un año para holocausto; un macho cabrío para 46
expiación; y para ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros, 47
cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Ésta fue la
ofrenda de Eliasaf hijo de Deuel. El séptimo día, el príncipe 48
de los hijos de Efraín, Elisama hijo de Amiud.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capitulo 6 Versos 2 al 27

Números Capitulo 6 Versos 2 al 27
Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Is- 6, 2
rael y diles: El hombre o la mujer que se apartare haciendo
voto de nazareo, para dedicarse a Jehová, se abstendrá de 3
vino y de sidra; no beberá vinagre de vino, ni vinagre de sidra,
ni beberá ningún licor de uvas, ni tampoco comerá uvas
6. 4–19 Números 208
4 frescas ni secas. Todo el tiempo de su nazareato, de todo lo
que se hace de la vid, desde los granillos hasta el hollejo, no
5 comerá. Todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará
navaja sobre su cabeza; hasta que sean cumplidos los días de
su apartamiento a Jehová, será santo; dejará crecer su cabello.
6 Todo el tiempo que se aparte para Jehová, no se acercará a
7 persona muerta. Ni aun por su padre ni por su madre, ni por
su hermano ni por su hermana, podrá contaminarse cuando
mueran; porque la consagración de su Dios tiene sobre su ca-
8 beza. Todo el tiempo de su nazareato, será santo para Jehová.
9 Si alguno muriere súbitamente junto a él, su cabeza consagrada
será contaminada; por tanto, el día de su purificación raerá
10 su cabeza; al séptimo día la raerá. Y el día octavo traerá dos
tórtolas o dos palominos al sacerdote, a la puerta del taberná-
11 culo de reunión. Y el sacerdote ofrecerá el uno en expiación, y
el otro en holocausto; y hará expiación de lo que pecó a causa
12 del muerto, y santificará su cabeza en aquel día. Y consagrará
para Jehová los días de su nazareato, y traerá un cordero de
un año en expiación por la culpa; y los días primeros serán
13 anulados, por cuanto fue contaminado su nazareato. Ésta es,
pues, la ley del nazareo el día que se cumpliere el tiempo de su
14 nazareato: Vendrá a la puerta del tabernáculo de reunión, y
ofrecerá su ofrenda a Jehová, un cordero de un año sin tacha
en holocausto, y una cordera de un año sin defecto en expia-
15 ción, y un carnero sin defecto por ofrenda de paz. Además un
canastillo de tortas sin levadura, de flor de harina amasadas
con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite, y su
16 ofrenda y sus libaciones. Y el sacerdote lo ofrecerá delante
17 de Jehová, y hará su expiación y su holocausto; y ofrecerá el
carnero en ofrenda de paz a Jehová, con el canastillo de los
panes sin levadura; ofrecerá asimismo el sacerdote su ofrenda
18 y sus libaciones. Entonces el nazareo raerá a la puerta del
tabernáculo de reunión su cabeza consagrada, y tomará los
cabellos de su cabeza consagrada y los pondrá sobre el fuego
19 que está debajo de la ofrenda de paz. Después tomará el sacerdote
la espaldilla cocida del carnero, una torta sin levadura
del canastillo, y una hojaldre sin levadura, y las pondrá sobre
las manos del nazareo, después que fuere raída su cabeza
209 Números 6. 20–7. 13
consagrada; y el sacerdote mecerá aquello como ofrenda me- 20
cida delante de Jehová, lo cual será cosa santa del sacerdote,
además del pecho mecido y de la espaldilla separada; después
el nazareo podrá beber vino. Ésta es la ley del nazareo que 21
hiciere voto de su ofrenda a Jehová por su nazareato, además
de lo que sus recursos le permitieren; según el voto que hiciere,
así hará, conforme a la ley de su nazareato. Jehová habló 22
a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así 23
bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te ben- 24
diga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre 25
ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, 26
y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de 27
Israel, y yo los bendeciré.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capitulo 5 Versos 1 al 31

Números  Capitulo 5 Versos 1 al 31
Jehová habló a Moisés, diciendo: Manda a los hijos de Is- 5, 2
5. 3–18 Números 206
rael que echen del campamento a todo leproso, y a todos los
que padecen flujo de semen, y a todo contaminado con muerto.
3 Así a hombres como a mujeres echaréis; fuera del campamento
los echaréis, para que no contaminen el campamento de aque-
4 llos entre los cuales yo habito. Y lo hicieron así los hijos de
Israel, y los echaron fuera del campamento; como Jehová di-
5 jo a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel. Además habló
6 Jehová a Moisés, diciendo: Di a los hijos de Israel: El hombre
o la mujer que cometiere alguno de todos los pecados con que
7 los hombres prevarican contra Jehová y delinquen, aquella
persona confesará el pecado que cometió, y compensará enteramente
el daño, y añadirá sobre ello la quinta parte, y lo
8 dará a aquel contra quien pecó. Y si aquel hombre no tuviere
pariente al cual sea resarcido el daño, se dará la indemnización
del agravio a Jehová entregándola al sacerdote, además
del carnero de las expiaciones, con el cual hará expiación por
9 él. Toda ofrenda de todas las cosas santas que los hijos de
10 Israel presentaren al sacerdote, suya será. Y lo santificado
de cualquiera será suyo; asimismo lo que cualquiera diere al
11 sacerdote, suyo será. También Jehová habló a Moisés, dicien-
12 do: Habla a los hijos de Israel y diles: Si la mujer de alguno
13 se descarriare, y le fuere infiel, y alguno cohabitare con ella,
y su marido no lo hubiese visto por haberse ella amancillado
ocultamente, ni hubiere testigo contra ella, ni ella hubiere sido
14 sorprendida en el acto; si viniere sobre él espíritu de celos, y
tuviere celos de su mujer, habiéndose ella amancillado; o viniere
sobre él espíritu de celos, y tuviere celos de su mujer,
15 no habiéndose ella amancillado; entonces el marido traerá su
mujer al sacerdote, y con ella traerá su ofrenda, la décima parte
de un efa de harina de cebada; no echará sobre ella aceite, ni
pondrá sobre ella incienso, porque es ofrenda de celos, ofrenda
16 recordativa, que trae a la memoria el pecado. Y el sacerdote
17 hará que ella se acerque y se ponga delante de Jehová. Luego
tomará el sacerdote del agua santa en un vaso de barro; tomará
también el sacerdote del polvo que hubiere en el suelo del
18 tabernáculo, y lo echará en el agua. Y hará el sacerdote estar
en pie a la mujer delante de Jehová, y descubrirá la cabeza
de la mujer, y pondrá sobre sus manos la ofrenda recordativa,
207 Números 5. 19–6. 3
que es la ofrenda de celos; y el sacerdote tendrá en la mano
las aguas amargas que acarrean maldición. Y el sacerdote la 19
conjurará y le dirá: Si ninguno ha dormido contigo, y si no te
has apartado de tu marido a inmundicia, libre seas de estas
aguas amargas que traen maldición; más si te has descarriado 20
de tu marido y te has amancillado, y ha cohabitado contigo
alguno fuera de tu marido (el sacerdote conjurará a la mujer 21
con juramento de maldición, y dirá a la mujer): Jehová te haga
maldición y execración en medio de tu pueblo, haciendo Jehová
que tu muslo caiga y que tu vientre se hinche; y estas aguas 22
que dan maldición entren en tus entrañas, y hagan hinchar tu
vientre y caer tu muslo. Y la mujer dirá: Amén, amén. El 23
sacerdote escribirá estas maldiciones en un libro, y las borrará
con las aguas amargas; y dará a beber a la mujer las aguas 24
amargas que traen maldición; y las aguas que obran maldición
entrarán en ella para amargar. Después el sacerdote tomará 25
de la mano de la mujer la ofrenda de los celos, y la mecerá
delante de Jehová, y la ofrecerá delante del altar. Y tomará 26
el sacerdote un puñado de la ofrenda en memoria de ella, y lo
quemará sobre el altar, y después dará a beber las aguas a la
mujer. Le dará, pues, a beber las aguas; y si fuere inmunda 27
y hubiere sido infiel a su marido, las aguas que obran maldición
entrarán en ella para amargar, y su vientre se hinchará
y caerá su muslo; y la mujer será maldición en medio de su
pueblo. Mas si la mujer no fuere inmunda, sino que estuviere 28
limpia, ella será libre, y será fecunda. Ésta es la ley de los 29
celos, cuando la mujer cometiere infidelidad contra su marido,
y se amancillare; o del marido sobre el cual pasare espíritu 30
de celos, y tuviere celos de su mujer; la presentará entonces
delante de Jehová, y el sacerdote ejecutará en ella toda esta
ley. El hombre será libre de iniquidad, y la mujer llevará su 31
pecado.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capítulo 4 Versos 2 al 49

Números Capítulo 4 Versos 2 al 49
Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo: Toma la cuen- 4, 2
ta de los hijos de Coat de entre los hijos de Leví, por sus familias,
según las casas de sus padres, de edad de treinta años 3
arriba hasta cincuenta años, todos los que entran en compañía
para servir en el tabernáculo de reunión. El oficio de los 4
hijos de Coat en el tabernáculo de reunión, en el lugar santísimo,
será este: Cuando haya de mudarse el campamento, 5
vendrán Aarón y sus hijos y desarmarán el velo de la tienda,
y cubrirán con él el arca del testimonio; y pondrán sobre ella 6
la cubierta de pieles de tejones, y extenderán encima un paño
todo de azul, y le pondrán sus varas. Sobre la mesa de la 7
proposición extenderán un paño azul, y pondrán sobre ella las
escudillas, las cucharas, las copas y los tazones para libar; y
el pan continuo estará sobre ella. Y extenderán sobre ella un 8
paño carmesí, y lo cubrirán con la cubierta de pieles de tejones;
y le pondrán sus varas. Tomarán un paño azul y cubrirán el 9
candelero del alumbrado, sus lamparillas, sus despabiladeras,
sus platillos, y todos sus utensilios del aceite con que se sirve;
y lo pondrán con todos sus utensilios en una cubierta de 10
pieles de tejones, y lo colocarán sobre unas parihuelas. Sobre 11
el altar de oro extenderán un paño azul, y lo cubrirán con la
cubierta de pieles de tejones, y le pondrán sus varas. Y to- 12
marán todos los utensilios del servicio de que hacen uso en el
santuario, y los pondrán en un paño azul, y los cubrirán con
una cubierta de pieles de tejones, y los colocarán sobre unas
parihuelas. Quitarán la ceniza del altar, y extenderán sobre 13
él un paño de púrpura; y pondrán sobre él todos sus instru- 14
mentos de que se sirve: las paletas, los garfios, los braseros y
los tazones, todos los utensilios del altar; y extenderán sobre
él la cubierta de pieles de tejones, y le pondrán además las varas;
Y cuando acaben Aarón y sus hijos de cubrir el santuario 15
y todos los utensilios del santuario, cuando haya de mudarse
el campamento, vendrán después de ello los hijos de Coat para
llevarlos; pero no tocarán cosa santa, no sea que mueran.
Éstas serán las cargas de los hijos de Coat en el tabernáculo
de reunión. Pero a cargo de Eleazar hijo del sacerdote Aa- 16
4. 17–33 Números 204
rón estará el aceite del alumbrado, el incienso aromático, la
ofrenda continua y el aceite de la unción; el cargo de todo el
tabernáculo y de todo lo que está en él, del santuario y de sus
17 utensilios. Habló también Jehová a Moisés y a Aarón, dicien-
18 do: No haréis que perezca la tribu de las familias de Coat de
19 entre los levitas. Para que cuando se acerquen al lugar santísimo
vivan, y no mueran, haréis con ellos esto: Aarón y sus
hijos vendrán y los pondrán a cada uno en su oficio y en su
20 cargo. No entrarán para ver cuando cubran las cosas santas,
21 porque morirán. Además habló Jehová a Moisés, diciendo:
22 Toma también el número de los hijos de Gersón según las ca-
23 sas de sus padres, por sus familias. De edad de treinta años
arriba hasta cincuenta años los contarás; todos los que entran
24 en compañía para servir en el tabernáculo de reunión. Éste
será el oficio de las familias de Gersón, para ministrar y para
25 llevar: Llevarán las cortinas del tabernáculo, el tabernáculo
de reunión, su cubierta, la cubierta de pieles de tejones que
está encima de él, la cortina de la puerta del tabernáculo de
26 reunión, las cortinas del atrio, la cortina de la puerta del atrio,
que está cerca del tabernáculo y cerca del altar alrededor, sus
cuerdas, y todos los instrumentos de su servicio y todo lo que
27 será hecho para ellos; así servirán. Según la orden de Aarón
y de sus hijos será todo el ministerio de los hijos de Gersón en
todos sus cargos, y en todo su servicio; y les encomendaréis
28 en guarda todos sus cargos. Éste es el servicio de las familias
de los hijos de Gersón en el tabernáculo de reunión; y el cargo
de ellos estará bajo la dirección de Itamar hijo del sacerdote
29 Aarón. Contarás los hijos de Merari por sus familias, según
30 las casas de sus padres. Desde el de edad de treinta años
arriba hasta el de cincuenta años los contarás; todos los que
entran en compañía para servir en el tabernáculo de reunión.
31 Éste será el deber de su cargo para todo su servicio en el tabernáculo
de reunión: las tablas del tabernáculo, sus barras,
32 sus columnas y sus basas, las columnas del atrio alrededor y
sus basas, sus estacas y sus cuerdas, con todos sus instrumentos
y todo su servicio; y consignarás por sus nombres todos
33 los utensilios que ellos tienen que transportar. Éste será el
servicio de las familias de los hijos de Merari para todo su
205 Números 4. 34–5. 2
ministerio en el tabernáculo de reunión, bajo la dirección de
Itamar hijo del sacerdote Aarón. Moisés, pues, y Aarón, y los 34
jefes de la congregación, contaron a los hijos de Coat por sus
familias y según las casas de sus padres, desde el de edad de 35
treinta años arriba hasta el de edad de cincuenta años; todos
los que entran en compañía para ministrar en el tabernáculo
de reunión. Y fueron los contados de ellos por sus familias, 36
dos mil setecientos cincuenta. Éstos fueron los contados de las 37
familias de Coat, todos los que ministran en el tabernáculo de
reunión, los cuales contaron Moisés y Aarón, como lo mandó
Jehová por medio de Moisés. Y los contados de los hijos de 38
Gersón por sus familias, según las casas de sus padres, desde 39
el de edad de treinta años arriba hasta el de edad de cincuenta
años, todos los que entran en compañía para ministrar en el
tabernáculo de reunión; los contados de ellos por sus fami- 40
lias, según las casas de sus padres, fueron dos mil seiscientos
treinta. Éstos son los contados de las familias de los hijos de 41
Gersón, todos los que ministran en el tabernáculo de reunión,
los cuales contaron Moisés y Aarón por mandato de Jehová.
Y los contados de las familias de los hijos de Merari, por sus 42
familias, según las casas de sus padres, desde el de edad de 43
treinta años arriba hasta el de edad de cincuenta años, todos
los que entran en compañía para ministrar en el tabernáculo
de reunión; los contados de ellos, por sus familias, fueron tres 44
mil doscientos. Éstos fueron los contados de las familias de 45
los hijos de Merari, los cuales contaron Moisés y Aarón, según
lo mandó Jehová por medio de Moisés. Todos los contados de 46
los levitas que Moisés y Aarón y los jefes de Israel contaron
por sus familias, y según las casas de sus padres, desde el 47
de edad de treinta años arriba hasta el de edad de cincuenta
años, todos los que entraban para ministrar en el servicio y
tener cargo de obra en el tabernáculo de reunión, los con- 48
tados de ellos fueron ocho mil quinientos ochenta. Como lo 49
mandó Jehová por medio de Moisés fueron contados, cada uno
según su oficio y según su cargo; los cuales contó él, como le
fue mandado.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capitulo 3 Versos 1 al 51

Números Capitulo 3 Versos 1 al 51
3 Éstos son los descendientes de Aarón y de Moisés, en el día
2 en que Jehová habló a Moisés en el monte de Sinaí. Y éstos
son los nombres de los hijos de Aarón: Nadab el primogénito,
3 Abiú, Eleazar e Itamar. Éstos son los nombres de los hijos
de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejer-
4 cer el sacerdocio. Pero Nadab y Abiú murieron delante de
Jehová cuando ofrecieron fuego extraño delante de Jehová en
el desierto de Sinaí; y no tuvieron hijos; y Eleazar e Itamar
5 ejercieron el sacerdocio delante de Aarón su padre. Y Jeho-
6 vá habló a Moisés, diciendo: Haz que se acerque la tribu de
Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le
7 sirvan, y desempeñen el encargo de él, y el encargo de toda la
congregación delante del tabernáculo de reunión para servir en
8 el ministerio del tabernáculo; y guarden todos los utensilios
del tabernáculo de reunión, y todo lo encargado a ellos por
los hijos de Israel, y ministren en el servicio del tabernáculo.
9 Y darás los levitas a Aarón y a sus hijos; le son enteramente
10 dados de entre los hijos de Israel. Y constituirás a Aarón y
a sus hijos para que ejerzan su sacerdocio; y el extraño que
11 se acercare, morirá. Habló además Jehová a Moisés, dicien-
12 do: He aquí, yo he tomado a los levitas de entre los hijos de
201 Números 3. 13–32
Israel en lugar de todos los primogénitos, los primeros nacidos
entre los hijos de Israel; serán, pues, míos los levitas. Porque 13
mío es todo primogénito; desde el día en que yo hice morir a
todos los primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para
mí a todos los primogénitos en Israel, así de hombres como de
animales; míos serán. Yo Jehová. Y Jehová habló a Moisés en 14
el desierto de Sinaí, diciendo: Cuenta los hijos de Leví según 15
las casas de sus padres, por sus familias; contarás todos los
varones de un mes arriba. Y Moisés los contó conforme a la 16
palabra de Jehová, como le fue mandado. Los hijos de Leví 17
fueron estos por sus nombres: Gersón, Coat y Merari. Y los 18
nombres de los hijos de Gersón por sus familias son estos: Libni
y Simei. Los hijos de Coat por sus familias son: Amram, 19
Izhar, Hebrón y Uziel. Y los hijos de Merari por sus familias: 20
Mahli y Musi. Éstas son las familias de Leví, según las casas
de sus padres. De Gersón era la familia de Libni y la de Si- 21
mei; éstas son las familias de Gersón. Los contados de ellos 22
conforme a la cuenta de todos los varones de un mes arriba,
los contados de ellos fueron siete mil quinientos. Las familias 23
de Gersón acamparán a espaldas del tabernáculo, al occidente;
y el jefe del linaje de los gersonitas, Eliasaf hijo de Lael. 24
A cargo de los hijos de Gersón, en el tabernáculo de reunión, 25
estarán el tabernáculo, la tienda y su cubierta, la cortina de
la puerta del tabernáculo de reunión, las cortinas del atrio, y 26
la cortina de la puerta del atrio, que está junto al tabernáculo
y junto al altar alrededor; asimismo sus cuerdas para todo su
servicio. De Coat eran la familia de los amramitas, la familia 27
de los izharitas, la familia de los hebronitas y la familia de
los uzielitas; éstas son las familias coatitas. El número de to- 28
dos los varones de un mes arriba era ocho mil seiscientos, que
tenían la guarda del santuario. Las familias de los hijos de 29
Coat acamparán al lado del tabernáculo, al sur; y el jefe del 30
linaje de las familias de Coat, Elizafán hijo de Uziel. A cargo 31
de ellos estarán el arca, la mesa, el candelero, los altares, los
utensilios del santuario con que ministran, y el velo con todo
su servicio. Y el principal de los jefes de los levitas será Elea- 32
zar hijo del sacerdote Aarón, jefe de los que tienen la guarda
3. 33–51 Números 202
33 del santuario. De Merari era la familia de los mahlitas y la
34 familia de los musitas; éstas son las familias de Merari. Los
contados de ellos conforme al número de todos los varones de
35 un mes arriba fueron seis mil doscientos. Y el jefe de la casa
del linaje de Merari, Zuriel hijo de Abihail; acamparán al lado
36 del tabernáculo, al norte. A cargo de los hijos de Merari estará
la custodia de las tablas del tabernáculo, sus barras, sus
columnas, sus basas y todos sus enseres, con todo su servicio;
37 y las columnas alrededor del atrio, sus basas, sus estacas y sus
38 cuerdas. Los que acamparán delante del tabernáculo al oriente,
delante del tabernáculo de reunión al este, serán Moisés y
Aarón y sus hijos, teniendo la guarda del santuario en lugar de
39 los hijos de Israel; y el extraño que se acercare, morirá. Todos
los contados de los levitas, que Moisés y Aarón conforme a la
palabra de Jehová contaron por sus familias, todos los varo-
40 nes de un mes arriba, fueron veintidós mil. Y Jehová dijo a
Moisés: Cuenta todos los primogénitos varones de los hijos de
41 Israel de un mes arriba, y cuéntalos por sus nombres. Y tomarás
a los levitas para mí en lugar de todos los primogénitos
de los hijos de Israel, y los animales de los levitas en lugar de
todos los primogénitos de los animales de los hijos de Israel.
42 Yo Jehová. Contó Moisés, como Jehová le mandó, todos los
43 primogénitos de los hijos de Israel. Y todos los primogénitos
varones, conforme al número de sus nombres, de un mes
44 arriba, fueron veintidós mil doscientos setenta y tres. Luego
45 habló Jehová a Moisés, diciendo: Toma los levitas en lugar de
todos los primogénitos de los hijos de Israel, y los animales de
los levitas en lugar de sus animales; y los levitas serán míos.
46 Yo Jehová. Y para el rescate de los doscientos setenta y tres
de los primogénitos de los hijos de Israel, que exceden a los
47 levitas, tomarás cinco siclos por cabeza; conforme al siclo del
48 santuario los tomarás. El siclo tiene veinte geras. Y darás a
Aarón y a sus hijos el dinero del rescate de los que exceden.
49 Tomó, pues, Moisés el dinero del rescate de los que excedían
50 el número de los redimidos por los levitas, y recibió de los
primogénitos de los hijos de Israel, en dinero, mil trescientos
51 sesenta y cinco siclos, conforme al siclo del santuario. Y Moisés
dio el dinero de los rescates a Aarón y a sus hijos, conforme
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Números Capitulo 2 Versos 1 al 34

Números Capitulo 2 Versos 1 al 34
2, 2 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo: Los hijos de
Israel acamparán cada uno junto a su bandera, bajo las ense
199 Números 2. 3–25
ñas de las casas de sus padres; alrededor del tabernáculo de
reunión acamparán. Éstos acamparán al oriente, al este: la 3
bandera del campamento de Judá, por sus ejércitos; y el jefe
de los hijos de Judá, Naasón hijo de Aminadab. Su cuerpo 4
de ejército, con sus contados, setenta y cuatro mil seiscientos.
Junto a él acamparán los de la tribu de Isacar; y el jefe de los 5
hijos de Isacar, Natanael hijo de Zuar. Su cuerpo de ejército, 6
con sus contados, cincuenta y cuatro mil cuatrocientos. Y la 7
tribu de Zabulón; y el jefe de los hijos de Zabulón, Eliab hijo
de Helón. Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta 8
y siete mil cuatrocientos. Todos los contados en el campa- 9
mento de Judá, ciento ochenta y seis mil cuatrocientos, por
sus ejércitos, marcharán delante. La bandera del campamen- 10
to de Rubén estará al sur, por sus ejércitos; y el jefe de los
hijos de Rubén, Elisur hijo de Sedeur. Su cuerpo de ejército, 11
con sus contados, cuarenta y seis mil quinientos. Acamparán 12
junto a él los de la tribu de Simeón; y el jefe de los hijos de Simeón,
Selumiel hijo de Zurisadai. Su cuerpo de ejército, con 13
sus contados, cincuenta y nueve mil trescientos. Y la tribu 14
de Gad; y el jefe de los h¼os de Gad, Eliasaf hijo de Reuel.
Su cuerpo de ejército, con sus contados, cuarenta y cinco mil 15
seiscientos cincuenta. Todos los contados en el campamento 16
de Rubén, ciento cincuenta y un mil cuatrocientos cincuenta,
por sus ejércitos, marcharán los segundos. Luego irá el taber- 17
náculo de reunión, con el campamento de los levitas, en medio
de los campamentos en el orden en que acampan; así marchará
cada uno junto a su bandera. La bandera del campamento de 18
Efraín por sus ejércitos, al occidente; y el jefe de los hijos de
Efraín, Elisama hijo de Amiud. Su cuerpo de ejército, con sus 19
contados, cuarenta mil quinientos. Junto a él estará la tribu 20
de Manasés; y el jefe de los hijos de Manasés, Gamaliel hijo
de Pedasur. Su cuerpo de ejército, con sus contados, treinta 21
y dos mil doscientos. Y la tribu de Benjamín; y el jefe de 22
los hijos de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni. Y su cuerpo 23
de ejército, con sus contados, treinta y cinco mil cuatrocientos.
Todos los contados en el campamento de Efraín, ciento 24
ocho mil cien, por sus ejércitos, irán los terceros. La bande- 25
ra del campamento de Dan estará al norte, por sus ejércitos;
2. 26–3. 12 Números 200
26 y el jefe de los hijos de Dan, Ahiezer hijo de Amisadai. Su
cuerpo de ejército, con sus contados, sesenta y dos mil sete-
27 cientos. Junto a él acamparán los de la tribu de Aser; y el
28 jefe de los hijos de Aser, Pagiel hijo de Ocrán. Su cuerpo de
29 ejército, con sus contados, cuarenta y un mil quinientos. Y la
tribu de Neftalí; y el jefe de los hijos de Neftalí, Ahira hijo de
30 Enán. Su cuerpo de ejército, con sus contados, cincuenta y
31 tres mil cuatrocientos. Todos los contados en el campamento
de Dan, ciento cincuenta y siete mil seiscientos, irán los últi-
32 mos tras sus banderas. Éstos son los contados de los hijos de
Israel, según las casas de sus padres; todos los contados por
campamentos, por sus ejércitos, seiscientos tres mil quinientos
33 cincuenta. Mas los levitas no fueron contados entre los hijos
34 de Israel, como Jehová lo mandó a Moisés. E hicieron los hijos
de Israel conforme a todas las cosas que Jehová mandó a
Moisés; así acamparon por sus banderas, y así marcharon cada
uno por sus familias, según las casas de sus padres.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Libro Cuarto de Moisés Números

Libro Cuarto de Moisés
Números
1Habló Jehová a Moisés en el desierto de Sinaí, en el
tabernáculo de reunión, en el día primero del mes
segundo, en el segundo año de su salida de la tierra
2 de Egipto, diciendo: Tomad el censo de toda la congregación
de los hijos de Israel por sus familias, por las casas
de sus padres, con la cuenta de los nombres, todos los varones
3 por sus cabezas. De veinte años arriba, todos los que pueden
salir a la guerra en Israel, los contaréis tú y Aarón por sus
4 ejércitos. Y estará con vosotros un varón de cada tribu, cada
5 uno jefe de la casa de sus padres. Éstos son los nombres de
los varones que estarán con vosotros: De la tribu de Rubén,
6 Elisur hijo de Sedeur. De Simeón, Selumiel hijo de Zurisadai.
7, 8 De Judá, Naasón hijo de Aminadab. De Isacar, Natanael hijo
9, 10 de Zuar. De Zabulón, Eliab hijo de Helón. De los hijos de
José: de Efraín, Elisama hijo de Amiud; de Manasés, Gama11
liel hijo de Pedasur. De Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni.
12, 13 De Dan, Ahiezer hijo de Amisadai. De Aser, Pagiel hijo de
14, 15 Ocrán. De Gad, Eliasaf hijo de Deuel. De Neftalí, Ahira hijo
16 de Enán. Éstos eran los nombrados de entre la congregación,
príncipes de las tribus de sus padres, capitanes de los milla17
res de Israel. Tomaron, pues, Moisés y Aarón a estos varones
18 que fueron designados por sus nombres, y reunieron a toda
la congregación en el día primero del mes segundo, y fueron
agrupados por familias, según las casas de sus padres, conforme
a la cuenta de los nombres por cabeza, de veinte años
19 arriba. Como Jehová lo había mandado a Moisés, los contó
20 en el desierto de Sinaí. De los hijos de Rubén, primogénito
de Israel, por su descendencia, por sus familias, según las casas
de sus padres, conforme a la cuenta de los nombres por
cabeza, todos los varones de veinte años arriba, todos los que
21 podían salir a la guerra; los contados de la tribu de Rubén
197 Números 1. 22–38
fueron cuarenta y seis mil quinientos. De los hijos de Simeón, 22
por su descendencia, por sus familias, según las casas de sus
padres, fueron contados conforme a la cuenta de los nombres
por cabeza, todos los varones de veinte años arriba, todos los
que podían salir a la guerra; los contados de la tribu de Si- 23
meón fueron cincuenta y nueve mil trescientos. De los hijos 24
de Gad, por su descendencia, por sus familias, según las casas
de sus padres, conforme a la cuenta de los nombres, de veinte
años arriba, todos los que podían salir a la guerra; los conta- 25
dos de la tribu de Gad fueron cuarenta y cinco mil seiscientos
cincuenta. De los hijos de Judá, por su descendencia, por sus 26
familias, según las casas de sus padres, conforme a la cuenta
de los nombres, de veinte años arriba, todos los que podían
salir a la guerra; los contados de la tribu de Judá fueron se- 27
tenta y cuatro mil seiscientos. De los hijos de Isacar, por su 28
descendencia, por sus familias, según las casas de sus padres,
conforme a la cuenta de los nombres, de veinte años arriba, todos
los que podían salir a la guerra; los contados de la tribu 29
de Isacar fueron cincuenta y cuatro mil cuatrocientos. De los 30
hijos de Zabulón, por su descendencia, por sus familias, según
las casas de sus padres, conforme a la cuenta de sus nombres,
de veinte años arriba, todos los que podían salir a la guerra;
los contados de la tribu de Zabulón fueron cincuenta y siete 31
mil cuatrocientos. De los hijos de José; de los hijos de Efraín, 32
por su descendencia, por sus familias, según las casas de sus
padres, conforme a la cuenta de los nombres, de veinte años
arriba, todos los que podían salir a la guerra; los contados de 33
la tribu de Efraín fueron cuarenta mil quinientos. Y de los 34
hijos de Manasés, por su descendencia, por sus familias, según
las casas de sus padres, conforme a la cuenta de los nombres,
de veinte años arriba, todos los que podían salir a la guerra;
los contados de la tribu de Manasés fueron treinta y dos mil 35
doscientos. De los hijos de Benjamín, por su descendencia, 36
por sus familias, según las casas de sus padres, conforme a la
cuenta de los nombres, de veinte años arriba, todos los que
podían salir a la guerra; los contados de la tribu de Benjamín 37
fueron treinta y cinco mil cuatrocientos. De los hijos de Dan, 38
por su descendencia, por sus familias, según las casas de sus
1. 39–2. 2 Números 198
padres, conforme a la cuenta de los nombres, de veinte años
arriba, todos 39 los que podían salir a la guerra; los contados
40 de la tribu de Dan fueron sesenta y dos mil setecientos. De
los hijos de Aser, por su descendencia, por sus familias, según
las casas de sus padres, conforme a la cuenta de los nombres,
de veinte años arriba, todos los que podían salir a la guerra;
41 los contados de la tribu de Aser fueron cuarenta y un mil qui42
nientos. De los hijos de Neftalí, por su descendencia, por sus
familias, según las casas de sus padres, conforme a la cuenta
de los nombres, de veinte años arriba, todos los que podían
43 salir a la guerra; los contados de la tribu de Neftalí fueron
44 cincuenta y tres mil cuatrocientos. Éstos fueron los contados,
los cuales contaron Moisés y Aarón, con los príncipes de Israel,
45 doce varones, uno por cada casa de sus padres. Y todos los
contados de los hijos de Israel por las casas de sus padres, de
veinte años arriba, todos los que podían salir a la guerra en
46 Israel, fueron todos los contados seiscientos tres mil quinien47
tos cincuenta. Pero los levitas, según la tribu de sus padres,
48 no fueron contados entre ellos; porque habló Jehová a Moisés,
49 diciendo: Solamente no contarás la tribu de Leví, ni tomarás
50 la cuenta de ellos entre los hijos de Israel, sino que pondrás
a los levitas en el tabernáculo del testimonio, y sobre todos
sus utensilios, y sobre todas las cosas que le pertenecen; ellos
llevarán el tabernáculo y todos sus enseres, y ellos servirán
51 en él, y acamparán alrededor del tabernáculo. Y cuando el
tabernáculo haya de trasladarse, los levitas lo desarmarán, y
cuando el tabernáculo haya de detenerse, los levitas lo arma52
rán; y el extraño que se acercare morirá. Los hijos de Israel
acamparán cada uno en su campamento, y cada uno junto a su
53 bandera, por sus ejércitos; pero los levitas acamparán alrededor
del tabernáculo del testimonio, para que no haya ira sobre
la congregación de los hijos de Israel; y los levitas tendrán la
54 guarda del tabernáculo del testimonio. E hicieron los hijos de
Israel conforme a todas las cosas que mandó Jehová a Moisés;
así lo hicieron.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Levítico Capitulo 27 Versos 1 al 34

Levítico Capitulo 27 Versos 1 al 34
27, 2 Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel
y diles: Cuando alguno hiciere especial voto a Jehová, según
la estimación de las personas que se hayan de redimir, lo esti-
3 marás así: En cuanto al varón de veinte años hasta sesenta,
lo estimarás en cincuenta siclos de plata, según el siclo del
4, 5 santuario. Y si fuere mujer, la estimarás en treinta siclos. Y
si fuere de cinco años hasta veinte, al varón lo estimarás en
6 veinte siclos, y a la mujer en diez siclos. Y si fuere de un mes
hasta cinco años, entonces estimarás al varón en cinco siclos
7 de plata, y a la mujer en tres siclos de plata. Mas si fuere de
sesenta años o más, al varón lo estimarás en quince siclos, y a
8 la mujer en diez siclos. Pero si fuere muy pobre para pagar tu
estimación, entonces será llevado ante el sacerdote, quien fijará
el precio; conforme a la posibilidad del que hizo el voto, le fi-
9 jará precio el sacerdote. Y si fuere animal de los que se ofrece
ofrenda a Jehová, todo lo que de los tales se diere a Jehová será
10 santo. No será cambiado ni trocado, bueno por malo, ni malo
por bueno; y si se permutare un animal por otro, él y el dado
11 en cambio de él serán sagrados. Si fuere algún animal inmundo,
de que no se ofrece ofrenda a Jehová, entonces el animal
12 será puesto delante del sacerdote, y el sacerdote lo valorará,
sea bueno o sea malo; conforme a la estimación del sacerdote,
13 así será. Y si lo quisiere rescatar, añadirá sobre tu valuación
14 la quinta parte. Cuando alguno dedicare su casa consagrándola
a Jehová, la valorará el sacerdote, sea buena o sea mala;
15 según la valorare el sacerdote, así quedará. Mas si el que dedicó
su casa deseare rescatarla, añadirá a tu valuación la quinta
16 parte del valor de ella, y será suya. Si alguno dedicare de la
tierra de su posesión a Jehová, tu estimación será conforme
a su siembra; un homer de siembra de cebada se valorará en
17 cincuenta siclos de plata. Y si dedicare su tierra desde el año
18 del jubileo, conforme a tu estimación quedará. Mas si después
del jubileo dedicare su tierra, entonces el sacerdote hará
la cuenta del dinero conforme a los años que quedaren hasta
19 el año del jubileo, y se rebajará de tu estimación. Y si el que
dedicó la tierra quisiere redimirla, añadirá a tu estimación la
195 Levítico 27. 20–34
quinta parte del precio de ella, y se le quedará para él. Mas 20
si él no rescatare la tierra, y la tierra se vendiere a otro, no la
rescatará más; sino que cuando saliere en el jubileo, la tierra 21
será santa para Jehová, como tierra consagrada; la posesión
de ella será del sacerdote. Y si dedicare alguno a Jehová la 22
tierra que él compró, que no era de la tierra de su herencia,
entonces el sacerdote calculará con él la suma de tu estimación 23
hasta el año del jubileo, y aquel día dará tu precio señalado,
cosa consagrada a Jehová. En el año del jubileo, volverá la 24
tierra a aquél de quien él la compró, cuya es la herencia de
la tierra. Y todo lo que valorares será conforme al siclo del 25
santuario; el siclo tiene veinte geras. Pero el primogénito de 26
los animales, que por la primogenitura es de Jehová, nadie lo
dedicará; sea buey u oveja, de Jehová es. Mas si fuere de los 27
animales inmundos, lo rescatarán conforme a tu estimación,
y añadirán sobre ella la quinta parte de su precio; y si no lo
rescataren, se venderá conforme a tu estimación. Pero no se 28
venderá ni se rescatará ninguna cosa consagrada, que alguno
hubiere dedicado a Jehová; de todo lo que tuviere, de hombres
y animales, y de las tierras de su posesión, todo lo consagrado
será cosa santísima para Jehová. Ninguna persona separada 29
como anatema podrá ser rescatada; indefectiblemente ha de
ser muerta. Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de 30
la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa
dedicada a Jehová. Y si alguno quisiere rescatar algo del 31
diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ello. Y todo 32
diezmo de vacas o de ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara,
el diezmo será consagrado a Jehová. No mirará si es bueno o 33
malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se
dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados.
Éstos son los mandamientos que ordenó Jehová a Moisés para 34
los hijos de Israel, en el monte de Sinaí.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Levítico Capitulo 26 Versos 1 al 46

Levítico Capitulo 26 Versos 1 al 46
No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levanta- 26
réis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para
inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios. Guar- 2
dad mis días de reposo, y tened en reverencia mi santuario.
Yo Jehová. Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis 3
mandamientos, y los pusiereis por obra, yo daré vuestra lluvia 4
en su tiempo, y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del
campo dará su fruto. Vuestra trilla alcanzará a la vendimia, 5
y la vendimia alcanzará a la sementera, y comeréis vuestro
pan hasta saciaros, y habitaréis seguros en vuestra tierra. Y 6
yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante;
y haré quitar de vuestra tierra las malas bestias, y la
espada no pasará por vuestro país. Y perseguiréis a vuestros 7
enemigos, y caerán a espada delante de vosotros. Cinco de 8
vosotros perseguirán a ciento, y ciento de vosotros perseguirán
a diez mil, y vuestros enemigos caerán a filo de espada
delante de vosotros. Porque yo me volveré a vosotros, y os 9
haré crecer, y os multiplicaré, y afirmaré mi pacto con vosotros.
Comeréis lo añejo de mucho tiempo, y pondréis fuera 10
lo añejo para guardar lo nuevo. Y pondré mi morada en me- 11
dio de vosotros, y mi alma no os abominará; y andaré entre 12
vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.
Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué de la tierra de Egip- 13
26. 14–31 Levítico 192
to, para que no fueseis sus siervos, y rompí las coyundas de
14 vuestro yugo, y os he hecho andar con el rostro erguido. Pero
si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos,
15 y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare
mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e inva-
16 lidando mi pacto, yo también haré con vosotros esto: enviaré
sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman
los ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano vuestra se-
17 milla, porque vuestros enemigos la comerán. Pondré mi rostro
contra vosotros, y seréis heridos delante de vuestros enemigos;
y los que os aborrecen se enseñorearán de vosotros, y huiréis
18 sin que haya quien os persiga. Y si aun con estas cosas no
me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vues-
19 tros pecados. Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y
haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce.
20 Vuestra fuerza se consumirá en vano, porque vuestra tierra no
dará su producto, y los árboles de la tierra no darán su fruto.
21 Si anduviereis conmigo en oposición, y no me quisiereis oír, yo
añadiré sobre vosotros siete veces más plagas según vuestros
22 pecados. Enviaré también contra vosotros bestias fieras que
os arrebaten vuestros hijos, y destruyan vuestro ganado, y os
23 reduzcan en número, y vuestros caminos sean desiertos. Y
si con estas cosas no fuereis corregidos, sino que anduviereis
24 conmigo en oposición, yo también procederé en contra de vos-
25 otros, y os heriré aún siete veces por vuestros pecados. Traeré
sobre vosotros espada vengadora, en vindicación del pacto; y
si buscareis refugio en vuestras ciudades, yo enviaré pestilencia
entre vosotros, y seréis entregados en mano del enemigo.
26 Cuando yo os quebrante el sustento del pan, cocerán diez mujeres
vuestro pan en un horno, y os devolverán vuestro pan
27 por peso; y comeréis, y no os saciaréis. Si aun con esto no me
28 oyereis, sino que procediereis conmigo en oposición, yo procederé
en contra de vosotros con ira, y os castigaré aún siete
29 veces por vuestros pecados. Y comeréis la carne de vuestros
30 hijos, y comeréis la carne de vuestras hijas. Destruiré vuestros
lugares altos, y derribaré vuestras imágenes, y pondré vuestros
cuerpos muertos sobre los cuerpos muertos de vuestros ídolos,
31 y mi alma os abominará. Haré desiertas vuestras ciudades,
193 Levítico 26. 32–46
y asolaré vuestros santuarios, y no oleré la fragancia de vuestro
suave perfume. Asolaré también la tierra, y se pasmarán 32
por ello vuestros enemigos que en ella moren; y a vosotros 33
os esparciré entre las naciones, y desenvainaré espada en pos
de vosotros; y vuestra tierra estará asolada, y desiertas vuestras
ciudades. Entonces la tierra gozará sus días de reposo, 34
todos los días que esté asolada, mientras vosotros estéis en la
tierra de vuestros enemigos; la tierra descansará entonces y
gozará sus días de reposo. Todo el tiempo que esté asolada, 35
descansará por lo que no reposó en los días de reposo cuando
habitabais en ella. Y a los que queden de vosotros infundiré en 36
sus corazones tal cobardía, en la tierra de sus enemigos, que el
sonido de una hoja que se mueva los perseguirá, y huirán como
ante la espada, y caerán sin que nadie los persiga. Tropezarán 37
los unos con los otros como si huyeran ante la espada, aunque
nadie los persiga; y no podréis resistir delante de vuestros enemigos.
Y pereceréis entre las naciones, y la tierra de vuestros 38
enemigos os consumirá. Y los que queden de vosotros decae- 39
rán en las tierras de vuestros enemigos por su iniquidad; y por
la iniquidad de sus padres decaerán con ellos. Y confesarán su 40
iniquidad, y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación
con que prevaricaron contra mí; y también porque anduvieron
conmigo en oposición, yo también habré andado en contra de 41
ellos, y los habré hecho entrar en la tierra de sus enemigos; y
entonces se humillará su corazón incircunciso, y reconocerán
su pecado. Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob, 42
y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con
Abraham me acordaré, y haré memoria de la tierra. Pero la 43
tierra será abandonada por ellos, y gozará sus días de reposo,
estando desierta a causa de ellos; y entonces se someterán
al castigo de sus iniquidades; por cuanto menospreciaron mis
ordenanzas, y su alma tuvo fastidio de mis estatutos. Y aun 44
con todo esto, estando ellos en tierra de sus enemigos, yo no
los desecharé, ni los abominaré para consumirlos, invalidando
mi pacto con ellos; porque yo Jehová soy su Dios. Antes me 45
acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la
tierra de Egipto a los ojos de las naciones, para ser su Dios.
Yo Jehová. Éstos son los estatutos, ordenanzas y leyes que 46
27. 1–19 Levítico 194
estableció Jehová entre sí y los hijos de Israel en el monte de
Sinaí por mano de Moisés.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

Levítico Capitulo 25 Versos 1 al 55

Levítico Capitulo 25 Versos 1 al 55
25, 2 Jehová habló a Moisés en el monte de Sinaí, diciendo: Habla
a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la
tierra que yo os doy, la tierra guardará reposo para Jehová.
3 Seis años sembrarás tu tierra, y seis años podarás tu viña y
4 recogerás sus frutos. Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso,
reposo para Jehová; no sembrarás tu tierra, ni podarás
5 tu viña. Lo que de suyo naciere en tu tierra segada, no lo segarás,
y las uvas de tu viñedo no vendimiarás; año de reposo será
6 para la tierra. Mas el descanso de la tierra te dará para comer
a ti, a tu siervo, a tu sierva, a tu criado, y a tu extranjero que
7 morare contigo; y a tu animal, y a la bestia que hubiere en tu
8 tierra, será todo el fruto de ella para comer. Y contarás siete
semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días
de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve
9 años. Entonces harás tocar fuertemente la trompeta en el mes
séptimo a los diez días del mes; el día de la expiación haréis
10 tocar la trompeta por toda vuestra tierra. Y santificaréis el
año cincuenta, y pregonaréis libertad en la tierra a todos sus
moradores; ese año os será de jubileo, y volveréis cada uno a
11 vuestra posesión, y cada cual volverá a su familia. El año cincuenta
os será jubileo; no sembraréis, ni segaréis lo que naciere
12 de suyo en la tierra, ni vendimiaréis sus viñedos, porque es
189 Levítico 25. 13–31
jubileo; santo será a vosotros; el producto de la tierra comeréis.
En este año de jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión. 13
Y cuando vendiereis algo a vuestro prójimo, o comprareis de 14
mano de vuestro prójimo, no engañe ninguno a su hermano.
Conforme al número de los años después del jubileo comprarás 15
de tu prójimo; conforme al número de los años de los frutos
te venderá él a ti. Cuanto mayor fuere el número de los años, 16
aumentarás el precio, y cuanto menor fuere el número, disminuirás
el precio; porque según el número de las cosechas te
venderá él. Y no engañe ninguno a su prójimo, sino temed a 17
vuestro Dios; porque yo soy Jehová vuestro Dios. Ejecutad, 18
pues, mis estatutos y guardad mis ordenanzas, y ponedlos por
obra, y habitaréis en la tierra seguros; y la tierra dará su 19
fruto, y comeréis hasta saciaros, y habitaréis en ella con seguridad.
Y si dijereis: ¿Qué comeremos el séptimo año? He aquí 20
no hemos de sembrar, ni hemos de recoger nuestros frutos;
entonces yo os enviaré mi bendición el sexto año, y ella hará 21
que haya fruto por tres años. Y sembraréis el año octavo, y 22
comeréis del fruto añejo; hasta el año noveno, hasta que venga
su fruto, comeréis del añejo. La tierra no se venderá a per- 23
petuidad, porque la tierra mía es; pues vosotros forasteros y
extranjeros sois para conmigo. Por tanto, en toda la tierra de 24
vuestra posesión otorgaréis rescate a la tierra. Cuando tu her- 25
mano empobreciere, y vendiere algo de su posesión, entonces
su pariente más próximo vendrá y rescatará lo que su hermano
hubiere vendido. Y cuando el hombre no tuviere rescatador, 26
y consiguiere lo suficiente para el rescate, entonces contará 27
los años desde que vendió, y pagará lo que quedare al varón a
quien vendió, y volverá a su posesión. Mas si no consiguiere 28
lo suficiente para que se la devuelvan, lo que vendió estará en
poder del que lo compró hasta el año del jubileo; y al jubileo
saldrá, y él volverá a su posesión. El varón que vendiere casa 29
de habitación en ciudad amurallada, tendrá facultad de redimirla
hasta el término de un año desde la venta; un año será el
término de poderse redimir. Y si no fuere rescatada dentro de 30
un año entero, la casa que estuviere en la ciudad amurallada
quedará para siempre en poder de aquel que la compró, y para
sus descendientes; no saldrá en el jubileo. Mas las casas de 31
25. 32–49 Levítico 190
las aldeas que no tienen muro alrededor serán estimadas como
los terrenos del campo; podrán ser rescatadas, y saldrán en
32 el jubileo. Pero en cuanto a las ciudades de los levitas, éstos
podrán rescatar en cualquier tiempo las casas en las ciudades
33 de su posesión. Y el que comprare de los levitas saldrá de la
casa vendida, o de la ciudad de su posesión, en el jubileo, por
cuanto las casas de las ciudades de los levitas son la posesión
34 de ellos entre los hijos de Israel. Mas la tierra del ejido de
sus ciudades no se venderá, porque es perpetua posesión de
35 ellos. Y cuando tu hermano empobreciere y se acogiere a ti,
tú lo ampararás; como forastero y extranjero vivirá contigo.
36 No tomarás de él usura ni ganancia, sino tendrás temor de
37 tu Dios, y tu hermano vivirá contigo. No le darás tu dinero
38 a usura, ni tus víveres a ganancia. Yo Jehová vuestro Dios,
que os saqué de la tierra de Egipto, para daros la tierra de
39 Canaán, para ser vuestro Dios. Y cuando tu hermano empobreciere,
estando contigo, y se vendiere a ti, no le harás servir
40 como esclavo. Como criado, como extranjero estará contigo;
41 hasta el año del jubileo te servirá. Entonces saldrá libre de
tu casa; él y sus hijos consigo, y volverá a su familia, y a la
42 posesión de sus padres se restituirá. Porque son mis siervos,
los cuales saqué yo de la tierra de Egipto; no serán vendidos
43 a manera de esclavos. No te enseñorearás de él con dureza,
44 sino tendrás temor de tu Dios. Así tu esclavo como tu esclava
que tuvieres, serán de las gentes que están en vuestro alrede-
45 dor; de ellos podréis comprar esclavos y esclavas. También
podréis comprar de los hijos de los forasteros que viven entre
vosotros, y de las familias de ellos nacidos en vuestra tierra,
que están con vosotros, los cuales podréis tener por posesión.
46 Y los podréis dejar en herencia para vuestros hijos después de
vosotros, como posesión hereditaria; para siempre os serviréis
de ellos; pero en vuestros hermanos los hijos de Israel no os
47 enseñorearéis cada uno sobre su hermano con dureza. Si el
forastero o el extranjero que está contigo se enriqueciere, y tu
hermano que está junto a él empobreciere, y se vendiere al forastero
o extranjero que está contigo, o a alguno de la familia
48 del extranjero; después que se hubiere vendido, podrá ser res-
49 catado; uno de sus hermanos lo rescatará. O su tío o el h¼o
191 Levítico 25. 50–26. 13
de su tío lo rescatará, o un pariente cercano de su familia lo
rescatará; o si sus medios alcanzaren, él mismo se rescatará.
Hará la cuenta con el que lo compró, desde el año que se vendió 50
a él hasta el año del jubileo; y ha de apreciarse el precio de su
venta conforme al número de los años, y se contará el tiempo
que estuvo con él conforme al tiempo de un criado asalariado.
Si aún fueren muchos años, conforme a ellos devolverá para su 51
rescate, del dinero por el cual se vendió. Y si quedare poco 52
tiempo hasta el año del jubileo, entonces hará un cálculo con
él, y devolverá su rescate conforme a sus años. Como con el 53
tomado a salario anualmente hará con él; no se enseñoreará en
él con rigor delante de tus ojos. Y si no se rescatare en esos 54
años, en el año del jubileo saldrá, él y sus hijos con él. Porque 55
mis siervos son los hijos de Israel; son siervos míos, a los cuales
saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.

PRIMER LIBRO DE SAMUEL, CAPITULO 28 VERSOS 1 AL 25

PRIMER LIBRO DE SAMUEL, CAPITULO 28 VERSOS 1 AL 25 28 Aconteció en aquellos días, que los filisteos reunieron sus fuerzas para pelear con...