Deuteronomio Capitulo 28 Versos 1 al 34

Deuteronomio Capitulo 28 Versos 1 al 34
28 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu
Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos
que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará
2 sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas
estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu
3 Dios. Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.
4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de
tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.
5, 6 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito se-
7 rás en tu entrar, y bendito en tu salir. Jehová derrotará a tus
enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán
8 contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. Jehová
te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello
en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que
9 Jehová tu Dios te da. Te confirmará Jehová por pueblo santo
suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamien-
10 tos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. Y verán
todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invo
307 Deuteronomio 28. 11–29
cado sobre ti, y te temerán. Y te hará Jehová sobreabundar 11
en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y
en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres
que te había de dar. Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, 12
para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir
toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú
no pedirás prestado. Te pondrá Jehová por cabeza, y no por 13
cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres
los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno
hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de 14
todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra,
para ir tras dioses ajenos y servirles. Pero acontecerá, 15
si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir
todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy,
que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán.
Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo. Mal- 16, 17
dita tu canasta, y tu artesa de amasar. Maldito el fruto de 18
tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los rebaños
de tus ovejas. Maldito serás en tu entrar, y maldito en 19
tu salir. Y Jehová enviará contra ti la maldición, quebranto 20
y asombro en todo cuanto pusieres mano e hicieres, hasta que
seas destruido, y perezcas pronto a causa de la maldad de tus
obras por las cuales me habrás dejado. Jehová traerá sobre 21
ti mortandad, hasta que te consuma de la tierra a la cual entras
para tomar posesión de ella. Jehová te herirá de tisis, de 22
fiebre, de inflamación y de ardor, con sequía, con calamidad
repentina y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas.
Y los cielos que están sobre tu cabeza serán de bronce, y la 23
tierra que está debajo de ti, de hierro. Dará Jehová por lluvia 24
a tu tierra polvo y ceniza; de los cielos descenderán sobre ti
hasta que perezcas. Jehová te entregará derrotado delante de 25
tus enemigos; por un camino saldrás contra ellos, y por siete
caminos huirás delante de ellos; y serás vejado por todos los
reinos de la tierra. Y tus cadáveres servirán de comida a toda 26
ave del cielo y fiera de la tierra, y no habrá quien las espante.
Jehová te herirá con la úlcera de Egipto, con tumores, con 27
sarna, y con comezón de que no puedas ser curado. Jehová te 28
herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu; y palparás 29
28. 30–47 Deuteronomio 308
a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás
prosperado en tus caminos; y no serás sino oprimido y robado
30 todos los días, y no habrá quien te salve. Te desposarás con
mujer, y otro varón dormirá con ella; edificarás casa, y no ha-
31 bitarás en ella; plantarás viña, y no la disfrutarás. Tu buey
será matado delante de tus ojos, y tú no comerás de él; tu asno
será arrebatado de delante de ti, y no te será devuelto; tus
ovejas serán dadas a tus enemigos, y no tendrás quien te las
32 rescate. Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo,
y tus ojos lo verán, y desfallecerán por ellos todo el día; y no
33 habrá fuerza en tu mano. El fruto de tu tierra y de todo tu
trabajo comerá pueblo que no conociste; y no serás sino opri-
34 mido y quebrantado todos los días.
Fuente: LA SANTA BIBLIA
ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO
ANTIGUA VERSIÓN DE CASIODORO DE REINA (1569)
REVISADA POR CIPRIANO DE VALERA (1602)
OTRAS REVISIONES: 1862, 1909 Y 1960
Reina-Valera 1960

Bibles.org.uk, London.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PRIMER LIBRO DE SAMUEL CAPITULO 14 VERSOS 1 AL 52

RUT CAPITULO 3 VERSOS 1 AL 18

Exodo Capitulo 6 Versos 1 al 30